iempresa

ChatGPT y otros chats de inteligencia artificial: ¿Cómo funcionan?

El avance de las nuevas tecnologías ha llevado a la creación de sistemas de inteligencia artificial que son capaces de imitar la interacción humana. Entre los más conocidos, se encuentran los chatbots o asistentes virtuales, que utilizan algoritmos y procesamiento de lenguaje natural para comunicarse con los usuarios. En este artículo, hablamos sobre lo último en el mercado: ChatGPT y otros chats de inteligencia artificial.

¿Qué es ChatGPT?

ChatGPT es un chatbot desarrollado por OpenAI, una empresa de inteligencia artificial fundada en 2015 por Elon Musk y otros expertos en el campo. El chatbot utiliza una red neuronal de gran escala llamada GPT (Generative Pre-trained Transformer) para imitar la forma en que los humanos procesan el lenguaje natural y generar respuestas en función de la entrada del usuario.

ChatGPT es capaz de responder preguntas, participar en conversaciones y proporcionar información sobre una amplia variedad de temas. La red neuronal en la que se basa ChatGPT fue entrenada en una gran cantidad de datos de lenguaje natural, lo que le permite generar respuestas más o menos coherentes y precisas.

Además, ChatGPT también se adapta a la personalidad del usuario. Esto se logra mediante la utilización de técnicas de procesamiento del lenguaje natural y la generación de texto que permiten al chatbot aprender y adaptarse a la forma en que interactúa con los usuarios.

¿Qué es lo mejor y lo peor de ChatGPT?

Lo primero, que ChatGPT es uno de los chatbots más avanzados y desarrollados que existen en la actualidad ya que es capaz de entender y responder a las solicitudes de los usuarios con cierta precisión y rapidez.

Sobre las desventajas, hay que decir que ChatGPT las tiene, ya que en ocasiones ofrece respuestas irrelevantes o inapropiadas; le falta empatía y comprensión emocional en las respuestas; y necesita disponer todavía de una mayor integración con otras tecnologías y sistemas.

Otros chats de inteligencia artificial

Además de ChatGPT, existen otros chats de inteligencia artificial que utilizan técnicas similares para imitar la interacción humana. A continuación, se presentan algunos de los más conocidos:

Mitsuku: es un chatbot desarrollado por Steve Worswick que ha ganado varias competencias de chatbot. Utiliza técnicas de procesamiento de lenguaje natural y aprendizaje automático para imitar la conversación humana y proporcionar respuestas precisas.

Xiaoice: es un chatbot desarrollado por Microsoft. Utiliza técnicas de procesamiento de lenguaje natural y redes neuronales para imitar la conversación humana y proporcionar respuestas relevantes.

Replika: de Luka, Inc. se centra en la empatía y la salud mental. Utiliza técnicas de aprendizaje automático para adaptarse a la personalidad del usuario y proporcionar un apoyo emocional a través de conversaciones.

Cleverbot: es uno de los chatbots más antiguos que utiliza técnicas de procesamiento de lenguaje natural y aprendizaje automático para conversar con los usuarios y proporcionar respuestas coherentes.

Además, en este 2023 Google ha puesto en marcha su propio chatbot, llamado Bard. Por otro lado, Microsoft ha aprovechado la tecnología de ChatGPT para desarrollar Prometeo, una inteligencia artificial que pretende integrar en Bing y Edge (su motor de búsqueda y su navegador de internet). 

¿Pero cómo funcionan los chats de inteligencia artificial?

Los chats de inteligencia artificial utilizan técnicas de procesamiento y aprendizaje automático para imitar la conversación humana. Estos sistemas se basan en grandes conjuntos de datos de lenguaje natural que se utilizan para entrenar modelos de lenguaje. Estos modelos pueden entender el contexto y la intención de las preguntas y generar respuestas coherentes en función de esta información. A esto le llamamos IA conversacional.

Así, la IA conversacional entabla un diálogo utilizando el procesamiento natural del lenguaje y otros algoritmos que son complementarios. A medida que se generan más instrucciones por el usuario, la Inteligencia Artificial mejora en el reconocimiento de patrones y la realización de predicciones para dar respuestas acertadas.

Te explicamos cómo funciona esta tecnología paso a paso para que puedas comprenderla mejor. Los pasos que se siguen son los siguientes:

  1. Generación de entradas: En este primer paso, el usuario proporciona información en forma de voz o texto.
  2. Análisis de la entrada: Dependiendo del tipo de entrada, ya sea de voz o de texto, se aplica una técnica de análisis específica. Si la entrada es en texto, se utiliza la comprensión del lenguaje natural (NLU) para extraer el significado de las palabras proporcionadas. Si la entrada es en audio, primero se utiliza el reconocimiento automático del habla (ASR) para convertir el sonido en tokens lingüísticos que puedan ser analizados.
  3. Gestión del diálogo: En este paso, se utiliza la generación de lenguaje natural para crear una respuesta a la consulta del usuario.
  4. Aprendizaje por refuerzo: Finalmente, se analizan las respuestas del usuario para perfeccionarlas y garantizar que sean correctas y precisas.

Asimismo, los chats de inteligencia artificial también utilizan técnicas de generación de texto para crear respuestas que sean relevantes y coherentes con el contexto. Esto permite a los chatbots crear respuestas que son similares a las que una persona podría dar en una conversación.

Los límites de los algoritmos y las aplicaciones de inteligencia artificial

A pesar de su creciente popularidad, es necesario destacar que todavía tienen límites en cuanto a su capacidad para comprender y responder a las solicitudes de los usuarios.

La dificultad de comprender el contexto o el humor, las limitaciones en el procesamiento del lenguaje natural, y la falta de empatía y creatividad en las respuestas.

El desafío del desarrollo se encuentra en la personalización y adaptación de las preferencias de los usuarios. No es lo mismo preguntarle sobre historia, que pedirle que nos realice un texto escrito a modo de columna de opinión.

¿Hasta dónde pueden llegar el ChatGPT, o competidores, en futuro próximo?

Los chats de inteligencia artificial tienen límites actuales en su capacidad para entender y responder a las solicitudes de los usuarios, pero siguen avanzando en el procesamiento del lenguaje natural y aprendizaje automático. En el futuro, es posible que los chats de inteligencia artificial alcancen nuevas cotas de comprensión y personalización, lo que los convertiría en una herramienta aún más poderosa para las empresas y los usuarios.

¿Pueden beneficiarse las empresas de los ChatGPT para su estrategia de marketing digital?

Por el momento, todavía no. Los algoritmos no pueden superar a los humanos en la parte creativa, aunque son muy eficientes en el análisis de datos.

Los especialistas en comunicación y marketing digital todavía tenemos la última decisión en cada parte del proceso creativo y ejecutivo, aunque reconocemos que estas herramientas tecnológicas ayudarán a mejorar las estrategias con campañas más dinámicas y cada vez más personalizadas.

Deja que guiemos tus pasos.

Rate this post
Salir de la versión móvil